Cómo mejorar la calidad del agua de pozo

Con más de 30 años de experiencia en el espacio de tratamiento de agua residencial y comercial, Luis García es un operador de agua potable Clase 1 y un operador de planta certificado por la AAE (Asociación Europa y Latam de Agua Embotellada). Como fundador y presidente de García Water en Europa, Luis se enfoca en lidiar con diseños desafiantes de sistemas de tratamiento de agua para problemas de agua. También dirige la planta embotelladora de agua más grande de la ciudad de Europa con una red de distribución en todo el país.

Muchos hogares canadienses reciben el agua de un pozo privado y esta puede ser una solución rentable. Sin embargo, existen desventajas potenciales a considerar y la calidad del agua del pozo debe ser una prioridad. Las enfermedades transmitidas por el agua y la contaminación pueden tener un efecto grave en la salud humana y no deben tomarse a la ligera. El agua de fuentes municipales se limpia a un nivel básico, pero cuando usa un pozo privado, es su responsabilidad exclusiva. En este artículo, veremos la calidad del agua de pozo y cómo se puede mejorar.

¿Cuáles son los riesgos?

Cuando los pozos privados se ven comprometidos o se descuidan, pueden ser una fuente de varios contaminantes. Algunos de estos contaminantes representan una amenaza para la salud y otros pueden afectar las cualidades estéticas (sabor, olor y apariencia). Cuando el agua es desagradable, puede alentar a los usuarios a evitar beberla o usarla para cocinar porque afecta el sabor de los alimentos. Estos son algunos contaminantes comunes que se encuentran en el agua de pozo: metales pesados, bacterias coliformes, nitritos, nitratos, pesticidas, plomo, compuestos orgánicos volátiles (COV), sulfuro de hidrógeno, sedimentos, hierro, manganeso, sólidos disueltos totales (TDS) y otros.

Prueba de agua de pozo privado

Aunque se puede detectar cierta contaminación del agua con los sentidos, este es un método poco confiable. Muchos contaminantes no se pueden detectar sin analizar el agua, como las bacterias coliformes. Se trata de bacterias que típicamente provienen de heces animales o humanas y es más común en viviendas ubicadas en zonas de cría de ganado o con fosa séptica. Hay kits básicos de prueba de agua disponibles en las tiendas de mejoras para el hogar, pero no brindan datos precisos. La única forma de comprender realmente la composición del agua de su pozo es con pruebas profesionales. Esto le dará información detallada sobre el nivel de pH, la dureza y la presencia y concentración de contaminantes.

La frecuencia de las pruebas de agua de pozo

La calidad del agua de pozo puede cambiar con frecuencia dependiendo de una serie de factores, incluida la actividad local, las condiciones climáticas, los procesos industriales y más. De hecho, la calidad del agua de pozo en su propiedad puede ser muy diferente a la de una casa vecina. Por esta razón, es recomendable invertir en pruebas anuales de agua para el pozo para asegurarse de que esté libre de contaminación. Si no puede recordar cuándo se analizó el agua del pozo, probablemente sea una buena idea hacerlo ahora para mayor tranquilidad.

Hay escenarios en los que es posible que desee hacerse una prueba de agua con anticipación. Esto es especialmente cierto si nota un cambio en el sabor, el olor o la apariencia del agua. Otra posible razón podría ser cambios en el área causados ​​por la construcción, inundaciones o algunos procesos industriales. Si se altera el suelo cercano, puede afectar los suministros de agua subterránea que no puede ver. Si ha realizado cambios recientes en su pozo, es posible que desee que lo analicen para asegurarse de que no haya afectado la calidad del agua.

¿Necesito desinfectar el agua de pozo?

Mucha gente cree que el agua subterránea es 100% pura porque pasa a través de capas de suelo y roca que actúan como filtros naturales. Pero el agua subterránea contiene algunos minerales y otras sustancias porque es un solvente. Con el tiempo suficiente, el agua puede disolver muchas sustancias y estas se agregan a su composición. La principal fuente de preocupación son los organismos transmitidos por el agua, como E.coli, coliformes y otros patógenos. Estos microorganismos tienden a ingresar al agua subterránea después de las inundaciones o pueden estar en la escorrentía de las granjas. Es posible que hayan estado dentro de los cuerpos de animales y humanos, en algún momento, y están presentes en la materia fecal. La exposición a estos microorganismos puede causar diarrea, malestar gastrointestinal, vómitos, calambres estomacales y, en casos extremos, incluso la muerte. Por estas razones, la desinfección es un requisito absoluto para las fuentes de agua de pozos privados.

¿Qué pasa con el agua hirviendo?

Es posible matar microorganismos, como bacterias, parásitos y virus, hirviendo el agua que los contiene. El agua debe mantenerse hirviendo durante al menos un minuto y después de enfriarse, debe almacenarse en un recipiente limpio y sellado. Esta es una forma efectiva de asegurar una fuente de agua potable más limpia si hay una interrupción en el servicio. Pero, para los propósitos cotidianos, este es un enfoque poco práctico, lleva mucho tiempo y consume mucha energía. Si el agua hervida no se utiliza en 72 horas, hay que tirarla porque se puede echar a perder. El agua hirviendo no eliminará ningún otro contaminante que pueda estar presente, incluidos metales pesados, nitritos, nitratos, etc.

¿Cuál es la mejor solución?

Esta es una pregunta difícil de responder, no existe una solución única porque cada pozo privado es diferente. Por lo tanto, antes de que pueda comenzar a mejorar la calidad del agua, es importante hacerse una prueba de agua profesional para ayudarlo a tomar decisiones informadas. Una vez que comprende la composición del agua de pozo, es mucho más fácil hacer un plan para mejorar la calidad.

La mayoría de los propietarios de pozos privados instalan un sistema de filtración de agua para que actúe como barrera final para eliminar los contaminantes. Este podría ser un sistema puramente mecánico, como la ósmosis inversa (OI) o el carbón activado, o puede tener un componente biológico o químico. El tipo de sistema de filtración de agua que necesita estará determinado por los problemas de calidad del agua que necesita solucionar.

Es importante darse cuenta de que es posible que necesite más de un sistema de filtración para eliminar contaminantes específicos. Un buen ejemplo sería un filtro de hierro que puede ser una unidad dedicada o podría ser parte de un ablandador de agua. Estos sistemas generalmente se instalan en serie, esto mueve el agua a través de cada sistema para una limpieza gradual.

También es importante verificar la integridad del pozo para asegurarse de que esté en buen estado. Si la tapa o las paredes del pozo están agrietadas, esta es una debilidad donde puede ocurrir la contaminación. Si el pozo ha sido contaminado, debe desinfectarse antes de que pueda usarse de manera segura.

Comuníquese con su especialista local en tratamiento de agua, pregunte acerca de las pruebas de agua y las opciones de tratamiento para mejorar la calidad de su agua.